El nuevo año de Hugo


El es Hugo, amante de los juegos, cuando quiere conseguir algo, da todo de sí.


Su deseo de Navidad fue un año nuevo distinto, sin fuegos artificiales. Hugo, al igual que todos los canes, tiene el oído muchísimo más sensible que cualquier humano, puede llegar a escuchar sonidos casi imperceptibles, pero, no tiene la capacidad de racionalizar su ansiedad y sufre estados de alerta, taquicardia, miedo descontrolado, exceso de salivación, trastornos gastrointestinales y muchos otros síntomas que le provoca la pirotecnia. El miedo más grande de Hugo es que en esa situación, encontrándose atemorizado o alterado, puede volverse violento. La mejor solución ante esto es la reacción de su dueño Jaime, quien en este tipo de escenario lo aísla en una pieza con música agradable y le entrega todo su amor y contención año a año.

#perro

Publicaciones destacadas
Publicaciones recientes
Busca por etiqueta
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic